La historia de Hareth de Iraq

Cuando estaba en Iraq trabajaba como psicóloga en un juzgado con un juez. Después trabajé como consejera matrimonial y trabajadora social. Me gustaba mucho mi trabajo porque podía hablar con la gente, escuchar sus problemas y utilizar mis habilidades para ayudarles. También trabajé como secretaria jurídica durante seis meses y en atención al cliente. Hasta ahora todo iba bien en mi vida.