La historia de Roy de Siria

OCC POLYKASTRO

Estuve en OCC Polykastro en Grecia durante dos años y medio. Me preguntaron si quería ser voluntario con ellos, así que dije que sí, ¿por qué no? Estuve muy activo allí y participé en muchas cosas. Organicé el fútbol, las clases, me quedé con la gente y les ayudé con cosas importantes como la traducción y les enseñé cómo sacar dinero del banco e ir a la farmacia o Western Union. Incluso tuve una guardería en la cafetería donde pasé mucho tiempo para verificar si alguien necesitaba ayuda. Aprendí muchas cosas en OCC Grecia, pero una de las cosas más importantes que aprendí fue el inglés, y todo gracias a ellos. Conocí a muchas personas de muchos países y de diferentes nacionalidades, y me sentí extremadamente feliz y cómodo. Todavía amo OCC Grecia y tiene un lugar muy especial en mi corazón.

OCC BARCELONA

Un día, el fundador de OCC, Didac, vino a Grecia y me preguntó si quería ser voluntario en OCC Barcelona. Por supuesto que dije que sí; Didac ya estaba allí y me llevó a Barcelona con él. Para mí es una nueva vida con un nuevo lenguaje y nuevas personas. Comencé a aprender español y a enseñar árabe con mi compañero voluntario, Mouaz. A veces enseño con él y otras veces miro y aprendo de él. Incluso comencé a tener mis propios estudiantes de árabe, dos de España y uno de Francia. En mi clase de árabe, les enseño palabras importantes como números, días, comida y lo disfruto mucho.

Vivo con cinco personas, entre ellas Mouaz y Sara, que estaban conmigo en Grecia. En total, vivo con dos personas de Siria, una de Irak, una de Afganistán y otra de Chipre.

VIDA ACTUAL

Ahora debido al coronavirus, enseño en línea. También paso mi tiempo estudiando español con mi colega, Leidy, y a veces aprendo a través de YouTube. Además, hoy aprendí a usar Google Docs para escribir este artículo. A pesar de estar en cuarentena, estoy muy feliz de poder quedarme en casa con mis compañeros de cuarto, pasar un buen rato y hacer videos divertidos; pero una de mis cosas favoritas para hacer en mi tiempo libre es cocinar, especialmente dulces. Era un chef en Siria, sin embargo, desafortunadamente, debido a la situación allí tuve que dejar todo atrás, pero todavía uso mis habilidades culinarias para hacer una increíble comida siria para quienes me rodean. Estoy muy feliz de trabajar en OCC con tanta gente internacional. Como equipo, a veces almorzamos y cenamos, lo que a veces preparo, y es genial cuando estamos todos juntos. Me siento muy agradecida de tener tantas personas que me aman, me ayudan y me cuidan. Espero que siempre podamos ser amigos y tal vez en el futuro podamos encontrarnos y trabajar juntos de nuevo.